INÈDIT. FRANCESC HERNÁNDEZ MORA

23.3.2018 > 10.6.2018
Ca n’Oliver, Maó

 

Francesc Hernández Mora (Maó, 1905 – Ciutadella, 1980) fue el primer menorquín en utilizar el lenguaje abstracto como medio de expresión plástica. Su vida fue una continua investigación de las posibilidades expresivas del dibujo y de la materia: ilustración de libros, xilografías, trabajos con cuero, diseño de joyas, escultura, pintura, etc.

 

A partir de los años cuarenta, ante la incomprensión del entorno, se aisló en Ciutadella e inició un proceso de estudio e investigación que culminó en la década de los sesenta con una intensa producción de obras abstractas, que en gran parte son las que presentamos aquí. Todas ellas forman parte de la donación que en 2005 Antoni Seguí Parpal hizo al Ayuntamiento de Maó y que hasta hoy han permanecido inéditas.

 

Monotipos, Figuras y Tramas conforman los tres caminos en la abstracción que cultivó Hernández Mora. En los Monotipos (pintura aplicada sobre cristal y transferida a papel) los protagonistas son el azar, la mancha y el color. En Figuras, son las masas de tinta, con sus claroscuros y texturas, las que crean imágenes alegóricas con formas antropomórficas. Tramas constituye una gran sinfonía, donde dibujos de redes, líneas curvas y formas magmáticas nos transportan a un universo dinámico, expansivo, rítmico y grácil.

 

La originalidad y vigencia de su lenguaje es hoy fuente de inspiración para jóvenes artistas como Macià Florit Campins, que presenta la obra audiovisual “Cerúlia i negra”, también inédita.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas utilizando este sitio aceptas su uso. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar